El Cercado

IV. TÉCNICA ELEMENTAL (2)

2. TÁCTICA

    Llamamos táctica a la técnica que se emplea en la lucha cuando las piezas hostiles se encuentran próximas o en contacto directo. Consiste en una serie de maniobras de ataque y defensa que se desarrollan según las circunstancias de los alrededores y el momento en que la estrategia lo exija.

    En esta parte de táctica estudiaremos las técnicas de corte, unión y enlace, la captura y escapada, la supervivencia y aniquilación, la importancia del asalto mutuo, etc., y todo lo relacionado con la lucha cuerpo a cuerpo.

2.1. El corte

    Como su propio nombre indica, la acción más característica de este juego consiste en "cercar". En sentido defensivo, cercar es rodear espacios para constituir territorio propio, conservarlo, ampliarlo y defenderlo de la invasión de elementos extraños.

    En sentido ofensivo, cercar es rodear al enemigo, contenerlo para que no se extienda hacia otras zonas, aislarlo, reducir su tamaño, incluso aniquilarlo si es preciso para apoderarse de su territorio. Tanto en un sentido como en el otro, la acción principal es "cercar".

    Para cercar hace falta que los elementos que componen la "cerca" estén unidos o enlazados entre sí y el enemigo siempre intentará lo contrario: impedir que aquéllos se unan o desenlazarlos. Sus acciones consistirán en cortar, interceptar, aislar o perturbar la formación del cerco contrario.

    La acción de cortar, en apariencia, es ofensiva; sin embargo, muchas veces hay que cortar por necesidad o para garantizar la propia supervivencia. Del mismo modo, la unión, el enlace y la protección del corte tampoco son puramente defensivos, pues las piezas bien unidas o enlazadas permiten emprender ataques más contundentes y con menos peligro para uno mismo.

    En este capítulo estudiaremos la técnica de esas acciones de corte. Según la teoría de la unidad, dos piezas del mismo color que ocupen dos puntos inmediatos en la misma línea están unidas y forman un cuerpo compacto e indivisible. Por el contrario, dos piezas que no ocupen dos puntos inmediatos en la misma línea no están unidas y, consecuentemente, pueden ser cortadas, aisladas o capturadas por separado.

    La acción de cortar es un arma de doble filo, porque el corte tiene un doble efecto: cuando uno corta al otro, al mismo tiempo queda cortado por el contrario. Por ello hay que obrar con mucho cuidado; en primer lugar, se debe comprobar que la situación de alrededor es favorable para la acción y en segundo, elegir el momento oportuno. Únicamente se debe cortar cuando la ocasión sea la adecuada; en caso contrario, la acción puede acarrear consecuencias negativas inesperadas.

    La teoría y la técnica del corte es muy sencilla: basta con pocos ejemplos; lo difícil es la elección del momento, algo que sólo nos puede enseñar la experiencia.

Ejemplo 49. Punto de corte y de unión.








El punto "a" es el punto de corte y de unión, tanto para las Bs como para las Ns. El bando que lo ocupe logrará unir sus propias piezas y cortará las del contrario.

 

Ejemplo 50



















(A)

(B)

(C)

      (A) En teoría, dos piezas que no ocupan puntos inmediatos en la misma línea no están unidas.
      (B) Sin embargo, en la práctica, si las Bs ocupan uno de los puntos "a" o "b", las Ns pueden ocupar el otro y quedan unidas.
      (C) Si las piezas enemigas logran ocupar los dos puntos, entonces quedarán cortadas mutuamente.

Ejemplo 51








En una situación como ésta, el punto "a" es el punto de unión para las piezas que lo ocupen y de corte para las que no lo hagan; por eso es el punto clave de corte y de unión.

 Ejemplo 52. Corte directo. Para cortar una formación de dos piezas a distancia de un paso.















(A)

(B)

    Las Bs pueden interponer su B1 entre las dos Ns, forzando un corte. N2 le da jaque. B3 prolonga el paso de B1 y produce dos puntos de corte, "a" y "b", en las filas Ns. Éstas sólo pueden unir o proteger uno de ellos, según les convenga, cediendo el otro para que lo ocupen las Bs, lo cual era precisamente el propósito de éstas.

Ejemplo 53. Para cortar una formación de tres piezas.















(A)

(B)

    B1 da un paso en diagonal, esperando ver cómo reaccionan las Ns. Si N2 une las dos de arriba, B3 puede atravesar las del lado. N4 rechaza la salida, produciéndose entonces dos puntos de corte, "a" y "b", que las Bs pueden explotar a su conveniencia.

Ejemplo 54

















(A)

(B)

        (A) Posición original.
        (B) B1 avanza, N2 intercepta y B3 corta.

Ejemplo 55








B1 corta las Ns justamente en dos partes; si N2 le da jaque en el punto "a", B3 une en el punto "b"; si le da jaque en el punto "b", une en el "a". Las Ns quedan cortadas en cualquier caso.

 

    Existen muchas otras formas de corte que no vamos a tratar aquí; por ejemplo, corte por captura, corte en los asaltos mutuos, etc. Al llegar a los correspondientes capítulos los estudiaremos con más detalle. Finalizaremos dando un consejo a los principiantes: El corte es la acción principal de una ofensiva, pero hay que hacerlo en el momento oportuno y con un propósito fijo y bien calculado. Sobre todo, hay que asegurarse de que las piezas propias tengan un fácil enlace y no corran un peligro inútil. Si dos zonas enemigas ya están establecidas y pueden vivir independientemente, entonces, ¿de qué sirve el corte El corte es un arma muy delicada y hay que usarlo con mucho cuidado.

2.2. Unión, ligadura, formación de protección y enlace

    En el Go toda acción es relativa; si el corte no es un arma puramente ofensiva, tampoco la unión, la protección y el enlace son meras medidas defensivas. Las piezas bien formadas pueden cercar mucho más espacio y se extienden mejor a zonas más amplias; se defienden mejor y pueden emprender ofensivas a gran escala. Por eso, todas estas medidas dependen de la formación de las mismas piezas. Cuando el enemigo está cerca, la formación debe ser más cerrada y sólidamente unida. La formación abierta únicamente se puede usar al comienzo de la partida o en campo abierto, donde no haya piezas enemigas, porque es más fácil de desarrollar y de extender sus fuerzas, pero más frágil y vulnerable frente a un ataque enemigo.

2.2.1 UNIÓN Y LIGADURA

    La forma más sencilla de proteger un punto de corte es simplemente poner una pieza en el propio punto de corte, uniendo las piezas que podrían ser cortadas por el enemigo. Esta jugada se llama "ligadura" y produce una formación compacta a partir de las dos partes. La ligadura es la forma más sólida, tanto de cara a un futuro ataque como para la propia defensa.

Ejemplo 56











(A)

(B)

    El punto "a" es el punto de corte. B1 une simplemente las dos piezas, creando un cuerpo compacto e indivisible.

2.2.2 FORMACIÓN DE PROTECCIÓN

    Otro modo de proteger un punto de corte es hacer una formación de protección. La formación adopta generalmente una forma triangular, según la situación de necesidad.

Ejemplo 57

















(A)

(B)

        (A) N1, además de proteger el punto "a", enlaza con la pieza de arriba.
        (B) En este caso, N1 protege el punto "a" y, a la vez, enlaza con la pieza de la derecha.

    Esta clase de protección triangular tiene la ventaja de un mejor desarrollo, porque es más abierta que la ligadura y da lugar a una formación ojal que facilita la supervivencia en caso necesario. A cambio, presenta el inconveniente de que puede propiciar el asalto mutuo por parte del enemigo. (Ver el apartado relativo al "asalto mutuo".)

2.2.3 FORMACIONES BÁSICAS PARA PROTEGER EL CORTE

    Existen muchas formaciones para proteger un posible corte por parte del enemigo; estas formaciones tienen que prepararse de antemano, o en el momento justo para que el enemigo no pueda efectuar el pretendido corte. Trataremos las formaciones más corrientes y eficaces; el resto, dependerá del talento y experiencia del jugador.

2.2.3.1 Formaciones de tres piezas

Ejemplo 58













(A)

(B)

        (A) Formación básica.
        (B) Si B1 fuerza un corte, N2 le da jaque, B3 prolonga el paso, N4 protege el punto "a" y avanza hacia delante o liga en el punto "a".

Ejemplo 59

















(A)

(B)

        (A) Formación básica.
        (B) B1 intenta un corte, N2 le cerca, B3 prolonga, N4 liga N2 con las de abajo, B5 corta, N6 inicia una persecución, dando jaque a B1 y B3, que no tienen escapada. (Ver el capítulo de "persecución ininterrumpida".)

Ejemplo 60

















(A)

(B)

        (A) Formación básica.
        (B) B1 fuerza a cortar, N2 le da jaque y protege el punto de corte "a", B3 prolonga el paso de B1, N4 avanza hacia arriba y, al mismo tiempo, protege el punto "b".

Ejemplo 61

















(A)

(B)

        (A) Formación básica.
        (B) B1 se interpone en la formación negra, N2 intenta cercarla, B3 corta, N4 acorrala a B1 y logra su propia unión.

Ejemplo 62. Tres variaciones sobre una formación básica.















Formación básica

(A)















(B)

(C)

        (A) B1 intenta cortar, N2 la cerca, B3 corta, N4 lo acorrala y logra el enlace.
        (B) B1 intenta cortar, N2 la cerca, B3 retrocede hacia afuera, N4 liga las dos de abajo, B5 gira para rodear la negra de arriba, N6 logra ligar todas las negras.
        (C) B1 se interpone dentro de la formación negra, N2 liga las dos de abajo, B3 retrocede hacia afuera, N4 fuerza a ligar con la de arriba, B5 corta, N6 prolonga, B7 salva a B1 y B3, N8 da jaque a B5 e inicia una persecución.

Ejemplo 63. Dos variaciones sobre una formación básica.

























Formación básica

(A)

(B)

        (A) B1 se introduce dentro de las Ns, N2 la rodea, B3 avanza dentro de las Ns, N4 conecta N2 con la de abajo, B5 sigue destruyendo la formación negra, N6 le impide la salida, B7 salva a las tres Bs. Ahora, las Ns no pueden emprender la persecución contra las Bs, y tienen que decidir ligar uno de los puntos de corte, "a", "b" o "c".
        (B) Se llega al mismo resultado que en el ejemplo 62, variante 3. La única diferencia es que la B7, en vez de salvar a B1 y B3, salva a B5, y N8 acorrala a B1 y B3, en vez de perseguir a B5.

2.2.3.2 Formaciones de cuatro piezas

Ejemplo 64















(A)

(B)

        (A) Ésta es una de las formaciones más robustas y cerradas. Si el enemigo ocupa "a", forzando un corte, las Ns pueden ligar en "b", o viceversa.
        (B) Esta formación es igual de segura y permite un desarrollo más abierto.

















(C)

(D)

        (C) Al igual que la formación anterior, es muy segura y puede desarrollarse y enlazar mejor con sus propias fuerzas.
        (D) Cuando el enemigo está lejos, es posible una formación más amplia, pues no existe el peligro de que sea cortada.

2.2.4 ENLACE EN EL BORDE DEL TABLERO

Ejemplo 65






Esta formación básica de un salto de dos pasos en 3ª línea, paralelo al borde, es muy usual al comienzo de la partida. Hay tres fórmulas de defensa contra el ataque enemigo.














(1)

(2)

      1) Si las Ns prefieren cercar el territorio del borde, pueden seguir esta fórmula.

      2) Si las Ns prefieren un desarrollo hacia el exterior o hacia el centro del tablero, pueden ceder el borde al enemigo y encerrarlo allí.













(3a)

(3b)

      3) Esta fórmula es en realidad una variación de la anterior. Sacrificando su N6, las Ns capturan B1 y B3. El resultado es el de la ilustración (3b).

Ejemplo 66






Un salto de tres pasos en la 3ª línea desde el borde es también una formación básica muy corriente al comienzo de una partida. Esta formación es menos sólida que la anterior, pero lo suficiente para defenderse.

 















(1a)

(1b)

    Esta fórmula de invasión negra y defensa blanca es muy usual, incluso en las partidas de los grandes maestros. Ambas partes quedan muy niveladas; las Bs obtiene el borde y las Ns, el desarrollo exterior.













(2a)

(2b)

    La invasión de N1 resulta un poco complicada. Existen jaques y contrajaques, capturas y recapturas. Finalmente, las Bs logran enlazarse por el borde hasta B12, quedando la situación como en la ilustración 2b. Si N13 rellena el hueco dejado por B2, B14 puede proteger su punto "a". Si N13 da jaque a B10 en "a", entonces B14 puede capturar N7, desencadenando un "asalto mutuo".

anteriorsubir 1 nivelsiguiente © 1970 Ambrosio Wang (texto original), 2004 Luis E. Juan (transcripción) Powered by Interspire.com