El Cercado

V. ANÁLISIS Y COMENTARIOS DE PARTIDAS (1)

     
    Tras adquirir unas nociones básicas y conocer la técnica elemental del juego, vamos a ver ahora algunas partidas reales jugadas entre grandes maestros, para examinar la marcha, planeamientos estratégicos, desarrollos y otros pormenores. Estas partidas han sido analizadas y comentadas por el autor de este libro, con destino a los principiantes.

1. UNA PARTIDA ENTRE WU CHING-YUAN Y TAKAGAWA Archivo SGF | Visualizar partida

    Esta fue la octava partida de una serie de diez, jugadas entre el entonces Hon in-bo Takagawa y el Gran Maestro chino Wu Ching-yuan. La serie de partidas se inició a mediados del año 1955 y concluyó a finales de 1956. La octava partida fue jugada en septiembre de 1956, tras la obtención del título de Hon in-bo (Campeón Nacional) por quinto año consecutivo por parte del señor Takagawa. El señor Wu fue en su día un niño prodigio, que dominó el reino del Go japonés durante treinta años y tiene un prestigio enorme en el mundo de este juego. Las puntuaciones de las siete partidas anteriores de esta serie eran cinco victorias para Wu y dos para Takagawa.

      Partida Wu-Takagawa (De la revista china "Wei-chi", número 11 de 1956).
      Total: 267 jugadas.
       El 9 dan Wu Ching-yuan.
       El Hon in-bo Takagawa.

Diagrama I (jugadas 1-24)




















    Las jugadas 1 a 6 son meras ocupaciones y colgamientos.

    N7 inicia el primer contacto con B6 y empieza la batalla por la esquina SE. Hasta N23 se trata de una variante de la apertura sobre el punto 4-5.

    B24, en vez de capturar N11, que es la fórmula de esta apertura, prefiere el colgamiento sobre N5 en prevención de que las Ns puedan consolidarse en el lateral Sur y apoderarse de él.

Diagrama II (25-58)




















    B24 es una típica jugada de toma de iniciativa, pero las Ns la toman por su cuenta colgando su N25 en la esquina NO. B26 la flanquea e inicia otra lucha local. Hasta B34 es otra fórmula de apertura.

    Toman la iniciativa las Ns; con su N35 salvan a N11 en el lado Este y amenazan a las cuatro Bs en ese flanco. B36 es la reacción natural. N37 da jaque a la blanca de la derecha. B38 prolonga su paso. N39 y N41 vuelven a amenazar al grupo blanco. B40 y B42 huyen hacia el centro, buscando la salida. N43 amenaza a las dos Bs del borde y, al mismo tiempo, forma una muralla en el lado Este. B44 acorrala a las dos Ns. N45 da un paso en diagonal; es un indicio de la intención negra de apoderarse del lateral, pero no es lo suficientemente agresiva. B46 se introduce dentro del supuesto cerco negro y en apariencia quiere cortar la muralla.

    N47 une N35 con N39. B48 intenta establecerse dentro del flanco negro. N49 impide su salida. B50 tuerce hacia el centro en una jugada llena de agresividad. N51 rechaza su avance. B52 prepara a la formación para sobrevivir en caso de ser rodeada. El bloqueo de N53 es la jugada lógica. B54 fortalece su propia formación y prepara el corte entre N51 y N41. N55 prolonga el paso y protege dicho corte. B56 intenta penetrar en la esquina NE y completa su formación de supervivencia. N57 impide la penetración. B58 consolida el lateral Norte y previene una posible invasión negra. Con esta jugada termina la primera fase del preludio estratégico y comienza el desarrollo central, es decir, la batalla decisiva.

Diagrama III (59-100)




















    N59 empieza a atacar en la esquina SO, con la intención de cercar todo el lateral Sur. B60, por su parte, toma el lateral Oeste y hace una contratenaza a la negra en la esquina. N61 presiona sobre la blancas situadas en medio de las Ns. Desde B62 hasta N69 las Bs intentan establecerse en esa esquina. B70 se toma un respiro para fortalecer el lateral Oeste; es una jugada muy audaz.

    N71 toma la iniciativa de atacar las Bs en el SO. Las Bs no tienen más remedio que abandonar de momento sus tres piezas (B62-64), jugando su B72 para cercar el Sur y evitar ser aniquiladas en esa zona. Inexplicablemente, las Ns se equivocan y juegan N73, en vez de ocupar la posición "a". B74 a N77 son jugadas lógicas. Hasta B78, tanto la supervivencia como la salida de las Bs han quedado resueltas favorablemente.

    N79 y N81 son otras dos iniciativas. A esta última no le hacen caso las Bs y cortan directamente a N71 con su B82. Al llegar a B86, las Bs definitivamente sobreviven. N87 continúa el ataque de N79 en el flanco Norte. N89 invade el territorio blanco en el Oeste. B90 busca la salida hacia el centro. N91 le impide el paso. B92 busca más espacio. B94 intenta cortar N81 y N89 y, a la vez, organiza su propia formación. B96 fuerza la salida. Tras B100, las Bs ya tienen una formación bastante sólida en el lado Oeste.

Diagrama IV (101-131)




















      N17 en lugar de
      B20 en lugar de

    La situación hasta ahora es claramente favorable a las Bs; por tanto, las Ns tendrán que hacer un esfuerzo para cambiar la situación actual. N3 inicia el ataque e intenta aniquilar a las Bs en el Este. B4 es una mala jugada; las Bs deberían hacer ahora B12 en su lugar. El intercambio de jugadas de B4 a B8 ha desencadenado un "asalto mutuo" que no favorece a las Bs, porque las Ns no tienen nada que perder y, en cambio, para las Bs es una cuestión de vida o muerte. Por ello han tenido que sacrificar algún terreno en el Norte a cambio de la supervivencia en la zona.

    Cuando N21 penetra en el Norte, B22 no tiene más remedio que ceder para capturar a N11 y enlazar con las Bs del SE. Hasta N31, las Ns han trazado un enorme cerco en el centro, cosa que podían haber evitado las Bs si no hubiera sido por el asalto mutuo innecesario que les ha perjudicado seriamente. Ahora la situación sí que ha cambiado favorablemente para las Ns.

Diagrama V (132-160)




















    B32 intenta penetrar en el cerco negro. N33 se sacrifica para cerrarlo, una jugada usual en estos casos. Con N39 se alcanza el objetivo B40 intenta entrar por el otro lado. Tampoco puede ser; tras N43, la B32 ha caído en la emboscada negra.

    B44 se decide a salvar la única pieza aislada en el Sur. Hasta B48 consigue enlazar con el grupo del lateral Este, una zona bastante grande en este momento; si la hubieran cerrado las Ns, sería demasiado espacio para ellas. N49, en el NO, tiene un valor numérico equivalente a unos 12 puntos y deja la ventaja del corte "a" a su favor. B50 sigue ocupando el Sur; hasta N55 es una fórmula de delimitación de fronteras. B56 podía haber capturado N51, pero la posición en la izquierda es más importante. N57 es la contestación natural y lógica.

    El corte de B58 es muy oportuno; la intención inmediata de las Bs es capturar la negra de arriba, pero también puede aislar las cinco Ns del Sur; por eso N59 prolonga el paso de N41, no sólo para fortalecer el cerco negro, sino también para estar más cerca de las Ns del Sur y facilitar el enlace.

    B60 es la última oportunidad de salvar a B32 para evitar la expansión del cerco negro en el centro.

Diagrama VI (161-200)




















    El juego ha entrado ya en la fase de delimitación de fronteras. N61 se extiende hacia fuera. B62 va en busca de su grupo vivo. N63 da jaque a las dos Bs y seguidamente prolonga su influencia con N65. B66 escapa finalmente del peligro. N67 cierra el cerco para evitar la invasión blanca.

    B68 tiene una intención muy belicosa; intenta cortar las Ns del Sur y, a la vez, ganar puntos en las fronteras. N69 salva la pieza negra de arriba y ordena su propia formación para salvar a las cinco de abajo. B70 acorrala a dos Ns; ahora las Ns corren el peligro de perder su formación ojal. N71 es absolutamente necesaria para salvar la situación.

    N75 cerca la esquina NE. B76 captura a N71. N77 forma su ojo vital. B78 salva la pieza en el NO. N79 captura a dos Bs en el centro. B80 cierra su frontera en el SE. B82 y N83 intercambian jaques. B84 a N89 es otra forma de cerrar la frontera. B90 prefiere capturar N63. Tras N95 se cierra definitivamente el cerco negro. B96 impide la penetración negra en el NE. N97 es una iniciativa, pero N99 la pierde cerrando la frontera en esa esquina.

Diagrama VII (201-267)




















      B22 en lugar de
      N67 en lugar de

    Llegamos al final de la última fase. De ahora en adelante, las jugadas son de poco valor numérico; sin embargo, no cabe descuidarse aún. N1 a N5 en la esquina NE es una consecuencia lógica de la jugada N99 del anterior diagrama.

    Ahora toman la iniciativa las Bs atacando con su B6 en el NO. Hasta N9, las Bs siguen adelante.

    Desde B10 hasta B16 son jugadas que hacen que las ocho Bs puedan vivir independientemente, aunque las cortasen las Ns en el punto "a", que se ha convertido en territorio público. N17 da doble jaque; hasta B20 cada bando captura una pieza. N21 da jaque a todo el grupo blanco; B22 rellena el hueco que dejó . Cambio de iniciativa ahora. N23 captura a en el Este. B24 obliga a N25 a capturar las dos Bs, pero con intención de cercar un punto más.

    B26 se extiende hacia el centro para cercar más puntos y con la intención de aislar a las cinco Ns del Sur. N27 obliga a B28 a capturar las dos Ns. N29 penetra en la esquina NO. B30 inicia una acción de aislamiento. Después de N35 las Ns logran enlazar con su grupo del SE. B36 cerca otro punto. N37 evita que ese ojo se convierta en falso. B38 y N39 son jugadas naturales en el NO. B40 vuelve al centro. Tras B42 la situación ha quedado establecida. N45 es una técnica usual para reducir el espacio enemigo. La partida concluye con N67. En total fueron 267 jugadas.

    Tras retirar del tablero las piezas muertas, la situación de ambos bandos queda como sigue:

Diagrama VIII (situación final)




















    Las Ns tienen que rellenar los puntos marcados con "N", según el procedimiento de retoque de fronteras. Los puntos de la "a" a la "n" son territorios públicos, a ocupar libremente por cualquiera de los bandos.

    Resultado: las Bs ganan por un punto.

anteriorsubir 1 nivelsiguiente © 1970 Ambrosio Wang (texto original), 2004 Luis E. Juan (transcripción) Powered by Interspire.com